La evolución del Streetwear y su influencia en la moda de lujo.


En las calles, en la oficina, en la pasarela…la ropa urbana se ha convertido en el capitán de la moda no tradicional del siglo XXI.

Arraigado en la cultura del skate, el surf y el hip hop de los años 70 y 80, el streetwear ha pasado de ser un pequeño subgénero de la moda al presente y futuro de en lo que se ha convertido la alta costura.

Al considerar la evolución de la ropa urbana y su impacto en la industria de la moda, primero debemos dar crédito de a qué se debe el mérito.

Cuando piensas en "ropa urbana", es probable que algunas marcas te vengan a la mente de inmediato: Stüssy, Thrasher, Champion, Supreme, Off-White, Vetements, etc.

La marca de ropa Stüssy, fundada en California a principios de los 80, se convirtió en un subproducto de la colaboración entre la cultura del surf / skate y la moda, un enfoque artístico del estilo. Shawn Stussy, fundador de la marca homónima, era un fabricante de tablas de surf convertido en diseñador de camisetas que ayudó a allanar el camino para la moda urbana como un componente clave de la industria de la moda. Muchos consideran a Stussy como el arquitecto que esculpió el comienzo del fenómeno streetwear. Las influencias generales del surf y el skate en Los Ángeles de los años 70 y 80 crearon una nueva cultura identificada dentro de la industria de la moda, una que otorga mayor valor a la singularidad de la identidad de marca en lugar de la artesanía de una prenda.

Años 80: Stussy

El lanzamiento de marcas de culto como Supreme, que aunque alcanzó la fama mundial hace no tantos años se lanzó en los 90, reflejó el auge de la popularidad de la moda urbana a medida que nos acercábamos al siglo XXI. Sin embargo, gran parte del culto impredecible que siguió al streetwear tenía más que ver con la cultura que se había desarrollado que con cualquier otra cosa. Lo que intrigó al consumidor fue la cultura que rodea al streetwear. Esencialmente, lo que se había desarrollado era una subcultura o experiencia.

La idea del estilo como reflejo de la identidad desató el espíritu creativo que arde en lo más profundo de tantos millennials nacidos al comienzo del fenómeno streetwear. El streetwear se volvió más accesible que la marca promedio de diseñadores de alta costura. Fomentó la comunidad, la colaboración y la expresión artística. La moda únicamente como estética visual dejó de existir con el inicio del streetwear, marcando el comienzo de un cambio en la alta costura.

El streetwear se convirtió en lujo, y el lujo en denim rasgado, con camisetas basicas y sudaderas con estampados. Cuando quedó claro que estos artículos tenían esencialmente más valor que los artículos de cuero, se produjo un cambio importante en la industria de la moda. El streetwear hizo lo que ninguna otra rama de la moda había hecho antes: estallar la burbuja de la alta costura y los "artículos de lujo", transformándola en algo diferente y completamente inesperado. Simplemente, el estilo urbano atrajo a las masas, incluidas las celebridades.

La colaboración y la comunidad dentro del urbanstyle se dieron de varias formas. Paralelamente al surgimiento de una fuerte cultura de las redes sociales, la tendencia de la moda urbana se benefició de plataformas como Instagram, que hace que el respaldo y las colaboraciones de celebridades sean más accesibles que nunca. Instagram se convirtió en un medio visual convincente para ilustrar el auge de la historia de la moda urbana. Cuando el streetwear comenzó a moldear un nuevo hito para la alta costura, las celebridades se apresuraron a aferrarse a la tendencia.

Kanye West, por ejemplo, colaborando con Adidas para crear su línea personal de ropa urbana, “Yeezy”, o Rihanna, asociándose con Puma y comenzando su línea "Fenty". Las celebridades no solo respaldaban el streetwear en las redes sociales como un estilo de vida, moda y tendencia cultural, sino que lucían su propio estilo streetwear personal, e incluso daban un paso más allá, creando sus propias marcas de streetwear.

Lo que sigue siendo desconcertante sobre la influencia del streetwear en la alta costura es su capacidad para romper los roles tradicionales en la sociedad, reinventándose por completo. El streetwear influyó mucho y cambió el nombre de las marcas de alta costura, alentándolas a interactuar con una nueva audiencia y a adoptar identidades de marca muy diferentes a las anteriores.

Gucci, Yves Saint Laurent, Givenchy… todas estas marcas se han reinventado en los últimos años.

Hay un ejemplo que ilustra perfectamente esta situación. VirgilAbloh, director creativo de Kanye West y fundador de Off-White, se unió al equipo de Louis Vuitton como su director creativo, ilustrando una imagen clara de lo que realmente significa el streetwear como una forma de alta costura en el siglo XXI.

La transición de Gucci a la "ropa de calle de lujo"

La palabra “streetwear” simplemente describe una cultura recientemente desarrollada de artistas de diversos tipos y colaboradores de diferentes orígenes, talentos y visiones artísticas que se unen para crear looks únicos y versátiles del siglo XXI. Es una moda de alta gama que ha tomado una mentalidad propia, persiguiendo la cultura, la comunidad y la creatividad por encima de los estándares tradicionales de la moda de lujo.

volver a la home